15.10.09

ahhhhhh, la la la la.



la la la la, la la la la, ahhhhh, la la la
la la la la, la la la la, ohhhhh, la la la
hey, ohhh, la la la la.


9.9.09

la persona concentrada




Si no me falla la memoria deben ser más o menos dos meses desde que mejoré mi problema de concentración. ¿No? Si, dos meses. Ese día mi jefe simplemente se me sentó al lado y me dijo “hasta que no termines no me muevo de acá”. Al final no se me puso al lado, pero sentía que estaba viendo a mi monitor todo el tiempo. El resultado fue positivo y desde ese día me sentí una persona totalmente dependiente. Me inventé un jefe que me miraba todo el tiempo. En dos meses lo fui perfeccionando. Primero lo fui moviendo de izquierda a derecha. Luego puse un fondo de pantalla negro de manera de estar en el escritorio y verlo moverse atrás mío, y por último lo hice hablar. Mi producción mejoró desmesuradamente y poco a poco fui mejorando mi relación en la empresa. Empecé a trabajar en los proyectos más importantes y mi sueldo se fue incrementado. Por otro lado mi relación con mis compañeros fue empeorando o tendiendo a nula. Mi concentración era tal que éramos mi jefe y yo en esas ocho horas de trabajo. Empecé a comer cada vez más rápido, optimizando mi manera de ver la alimentación para que mejorara aún más mi rendimiento. Poco a poco integré a mi jefe a mis trabajos en casa. Ahí el oficiaba más de consejero, o contestaba algunas preguntas mías, porque realmente el no era el dueño de esos proyectos. Pero aún así sentía la necesidad de mostrarme como un buen diseñador delante de él. En ese sentido también comencé a cuidarme en las acciones que realizaba en su presencia. Me volví bastante temeroso y sobreactuado.En cuanto al trabajo, las ideas al principio eran mías. Ponerlas en mi jefe me ayudaban a ver las cosas desde otro punto de vista. Pero poco a poco sentí que algunos comentarios eran imposibles que fueran míos. “¿Te parece probar con violeta?”, cuando ese color nunca lo hubiera considerado. Empezó a fijarse más en el tema producción y menos en lo que salía como diseño. La calidad fue empeorando a mi criterio, y la idea comenzó a satisfacer siempre al cliente. Discutíamos todo el tiempo y la relación se fue volviendo un poco insostenible.
Decidí renunciar.

Alejándome de esa situación enfermiza me di cuenta de lo cerca que estuve de volverme loco. Actualmente sigo concentrado porque empecé a trabajar con algunos amigos.

8.9.09

Blues de la negra oscura



La Negra Oscura. Andaba por ahí, moviéndose. No sabías que venía la negra oscura si no era por los labios que eran como una lampara de color chicle, y por los ojos, que eran negros, más negros, y el resto del globo ocular blanco blanco.
Así la reconocías.
Y por la pollera violeta que a veces se distinguía, muy oscura, entre la oscuridad.
Caminando como un gato negro. Sabía que le iba a dar mala suerte. La negra llevaba el número 13 en la frente. Era negro, mas oscuro que la negra, por eso lo veía.
Por alguna razón todos querían el número 13 de la negra oscura.

24.8.09

cuarto


La idea es más o menos la misma de siempre. Una persona que no se quiere ir a dormir porque siente que su día no fue provechoso. (Si quiere se puede dormir, pero no quiere. Es un insomnio forzado). Porque quiere hacer algo que no sabe que. Entonces agarra y hace un dibujo que no le gusta. Que le va agregando cosas para que vaya quedando mejor. Y cuando llega a un punto que lo conforma se conforma. Después se vuelve a conformar pensando que cuando tenga algo realmente para decir va a poder todavía conformarse mejor. Y más.

5.8.09

Un tipo


Un tipo utópico pero querible.
Y extrañable.

16.7.09

Campaña

NO a la COCA COLA

16/7- Campaña NO a la Coca Cola es una iniciativa mía.
Yo a partir del lunes 20/7/2009 dejaré la Coca Cola y quiero que vos la dejes conmigo.
No es un capricho, es una lucha por la salud y la sensibilidad.
Mayores justificaciones y técnicas de persuaSión irán apareciendo en los comentarios.

Por ahora cuestionarse. ¿Por que habría de hacerlo?, ¿por qué no?

escribinos a noalacoca@gmail.com por cualquier duda o ayuda que puedas darnos.

10.7.09

Viejo verde (corto)



La escena transcurre en la puerta de una casa (del lado de adentro)

V:
- Hace días que no venís por aca.

(El viejo muestra signos de exitación)

J1:
- ...


J2 baja las escaleras proveniente de su dormitorio.

J2:
- Amiga, ya termino de pintarme, ya vuelvo.
V: - Gusta de ...

J1 se va a su casa.

8.7.09

Viejo Azul














E
l niño le mostró el dibujo al abuelo y el abuelo se sintió incómodo.
Le dijo que estaba precioso y le preguntó si podía hacerle una cosa más.
El niño empezó a llorar y el viejo agarró el sylvapen negro.
Empezó a rayar y cuando terminó con la sombra se puso más tranquilo.
Para ese entonces el niño ya había parado de llorar y estaba dándole de comer maíz a las palomas afuera en un banco en la plaza.

7.7.09

Verduras hervidas



Entró el moreno dando tumbos a la habitación y entró a gritarle una canción a la mujer que estaba acostada en un colchón en el suelo, tapada por una sabana. A un costado había una mesada con unos repasadores y una cocina con una olla con verduras hervidas. El moreno metió la mano en la olla y sacó un choclo que entró a comer. Algunos granos quedaban deambulando en su labio inferior. La mujer en el colchón tenía miedo que podía pasar.
El moreno le decía "Tenés miedo eh, no tengas miedo mujer" y se pasaba la lengua por los dientes tratando de sacarse pedacitos de granos que le habían quedado ahí. "No te preocupes no te voy a hacer nada" y empezó a cantar más fuerte.
Balbuceaba, borracho, el moreno. "No entendés lo que canto eh. Canto contento". No hace tanto que canta contento. Hace un rato se agarró a las piñas con unos gurises, dos cuadras más abajo. Lo quieren matar los pibes esos, ya estan podridos de que venga el moreno en pedo y les encaje.
Entonces el moreno golpeó la mesada y con un manotazo tiró la olla con verduras hervidas. Calló la olla con mucho ruido y el piso de madera quedó en una zona lleno de agua, zanahorias, zapallos, repollo, algunas papas, choclos. La mujer estaba en silencio mirando al moreno.
El moreno se río frente a la situación, agarró una zanahoria larga del suelo, pero cuando la fue a morder se le partió en dos. Miró a la mujer y se fue el moreno.
Bajó dos pisos de escalera, y abrió el zaguan. Y lo estaban esperando los pibes que eran mas chicos que él de edad y de tamaño, eran como cinco, y lo cagaron a piñazos el moreno.

6.7.09

No tengo idea





















“Bajarse los pantalones creo que es someterse a alguien”, dijo Nadia. “Es hacer algo que no querés porque al parecer no te queda otra, ¿no?” Todos se quedaron callados un rato.

“¿No es tipo rendirse?...o dejarse pasar por encima mejor”, rompió el hielo Lorena. Rúben sin jugarse mucho movió la cabeza en algunas direcciones que no determinaban si estaba de acuerdo o no con la intervención de Lorena.
Entonces Claudia, que era la moderadora, lo miró y dijo: “¿que te parece lo que dijo Lorena?”.
“Yo creo que si, que puede ser así pero que va más allá de eso, más a lo que dijo Nadia”, intercedió Juan. “Me preocupa más pensar en lo que significa la expresión y quisiera hablar más de eso. Porque el problema de bajarse los pantalones es lo que viene después y no el acto en si mismo. La consecuencia es el verdadero fin de la expresión. Y es increíble todo lo que sugiere la expresión y no dice, porque cuando pensamos en eso ya lo ponemos desnudo y con el culo para arriba. Quiere decir bajarse los pantalones para que venga uno por detrás y “zunga”. El problema está en aceptar que te “zunguen” es algo malo siempre y que ello haya quedado como convención. ¿No hay gente que disfruta quedando con el culo para arriba o con los pantalones bajos?”
“Creo que te fuiste al carajo” interrumpió Claudia, “es complejo, si, pero no da para complicarla. Porque sino te podría decir que en realidad no hay pantalones y que somos todos libres y estamos desnudos. Desnudos en este mar de carne en dónde hay quienes tienen el xxxxxx más grande que otros. Bajarnos los pantalones sería imposible porque no tenemos. Eso si, si no nos gusta intentemos no agacharnos mucho”.
Apenas termina de hablar Claudia se abre la puerta y entra el hijo de Claudia, lee en el pizarrón “¿qué es bajarse los pantalones?” y dice: “bajarse los pantalones es agarrarlos y tirar para abajo, ¿no mamá?.
“Jajaja”, se rien todos, a lo que Nadia agrega, “este niño no está corrompido por el sistema, que inocente”.

19.6.09

Cruce


Hoy me crucé con un dentista y me di cuenta que sucio tenía los dientes.
Antes me había encontrado con un ingeniero de sistemas que me había hecho ver lo poco que gano . Con un médico y algunas personas más que me crucé me acordé de lo poco que estudio.
Un músico me hizo ver nada. Un profesor de educación física en cambio me hizo sentirme perezoso y enfermo.
Un diseñador industrial me hizo una silla para sentarme y esperar ver pasar a una diseñadora de modas. La diseñadora de modas me hizo ver lo rápido que pasa el tiempo y lo mucho que me gusta mi remera lisa negra. Debe haber sido coincidencia chocarme enseguida con un diseñador gráfico y sentirme poco creativo, muy creativo y nada creativo. El mismo tipo me hizo odiar lo que hago y ver lo poco que escribo.
Un dibujante después me dio envidia.

Ayer vi a un psicólogo , hace mucho que no cambio.
Después una periodista me hizo ver cuanto lo necesito.



Ayer vi a un chino. El también me miró. Me dijo algo en chino genérico, y no le entendí nada. Me lo dijo suave, lento, cosa que me hizo pensar que era algo bueno lo que me decía. O “hola”, o “pelmiso”, algo de forma respetuosa. Tenía los ojos rasgados y no era amarillo. Era más tirando a palidón. Estaba vestido de uruguayo y tenía mucho olor a perfume.

Ayer fui al almacén de la esquina y me atendió un chino. Un chino bien bajo. Tirando a amarillo con los ojos rasgados. Hablaba español con la “l” en vez de la “r”. Mientras me atendía apareció su señora, china también. Era baja, pelo negro, igual que él. El chino le gritó de mala manera, a lo que la china no respondió nada. Capaz que se quejó por su olor a pescado. Él en cambio tenía olor a vino.

Ayer me tomé un ómnibus que tenía la radio prendida bien alto y me tuve que sacar los auriculares. Eran las once de la mañana. No sé bien que emisora era ni que programa, pero la voz de la locutora me sonó familiar. Como si la hubiera escuchado antes. Estaban haciendo una encuesta viendo quien era mejor, Juanes o Ricky Martin. En la medida que le llegaban correos ella los leía. Era increíble como concordaba con todos. Le encantaba pronunciar palabras en inglés.

Ayer cuando me bajé del ómnibus prendí mi radio, y en la primer emisora que caí sentí una voz familiar, una locutora, mujer. Tenía una voz media sensual, media empalagosa. Calentona. Empezó a hablar de lo “capa” que era Madonna. Después de escuchar la canción empezó a contar chismes de Luis Miguel. La gente empezó a llamar y a opinar, no se bien de que. Ella estaba de acuerdo en todo con todos.

Ayer de tarde fui a la panadería a comprar bizcochos. Un chino sacó número antes que yo. En su turno pidió algo en uruguayo. Con voz de pito, muy finita. Mientras el chino pedía me puse a escuchar la radio, una locutora no se bien de que programa ni que emisora. Una voz familiar, dulzona y cachonda. Hablaba con el operador, pero como el no tenía micrófono ella hablaba y se contestaba a si misma. Se reía de manera falsa, pero con onda. Una cortina anunció el comienzo de una sección del programa en donde iban a hablar de casualidades de la vida, creo. Empezaron a hablar de cualquier cosa, y entre llamados de la gente, sms, mails y monólogos de la locutora se llegó a la conclusión de que los chinos son todos iguales.
Antes del corte llamó un chino diciendo lo contrario, a lo que la locutora (con la misma vos que todas las locutoras, que concuerda con todas las locutoras, que habla de los mismos temas que todas las locutoras, que es tan banana como todas las locutoras, que le gusta pronunciar el inglés como todas las locutoras) , concordó.

26.5.09

ATORTUGA

Quiero usar una metáfora para describir a ATOLÓN si me permiten mis compañeros.

Def. Metáfora: Enorme contradicción. Etimológicamente significa meter afuera (viene del portugués, meta afora=ponga afuera), por lo que la palabra sería un simple ejemplo de su significado. Saqueadentro no sonaba tan bien.

Atolón = Tortuga.
Tortuga animal. Somos bien animales. La del caparazón, que es dura por fuera y merengue de corazón. Dulces, tiernos, vulnerables.
Somos una tortuga porque caminamos lento. Pero pensamos mucho y profundo. En verdad no se si la tortuga piensa mucho, pero si que piensa muchos años porque vive mucho. Por lo tanto aunque piense poco en un año, al vivir muchos años piensa mucho. Somos 4 por lo tanto vamos a vivir mucho si sumamos los años que viva cada uno de los 4, aun sabiendo que Andy no pasa de los 30. Y somos 4 como las patas de la tortuga. Coincidencia? No lo creo.

Pero lo más importante es que somos un bicho verde que si le sacás esa cáscara es puro amor y ternura. Que se pisa, que no es más que nadie. Y si alguien cree eso es porque algún banana se lo stencilió en el caparazón. Porque si se dan cuenta una tortuga no puede ver lo que hay arriba de su caparazón.

La tortuga no se caga en vos, caga con vos.
No se ríe de vos, no sea ríe directamente, porque tiene cara de seria.
No vive contigo, vive de vos. (tienda de atolon proximamente)

Y aunque no diga nada porque no hable, le gusta que la vengan a visitar.
Con voz, de vos.

Nico no es del ATOLON porque tiene un amigo al que le dicen el lechuga. Sino se lo comería.

12.5.09

R#1



Primera regla del atolón: no poner palabras en inglés.
Hoy se realizó la fiesta bacanal en la isla en la cual todos tomamos hasta largas horas de la mañana resultando en un estado etílico importante. A eso de las 3 de la madrugada apareció una persona brillante, la vimos llegar desde lejos, caminando lento y sonriendo. Dijo algo en japonés y se fue. Ninguno sabe si lo que vio fue de verdad.




15.4.09

Pastas

A los veinte años comencé con mi carrera como humorista. Fue una carrera under, para un público muy selecto. A decir verdad no encontré nunca un público constante y la mayoría de mis adeptos eran más que nada tipos indefensos que los agarraba un par de palabras y los hacían vomitar una risa violenta y medio incontrolada. Como mi humor se basa en la reiteración les pegaba en el piso una y otra vez, sin cuidar bien como eran mis golpes. Hasta que se levantaban y me cagaban a trompadas. En este sentido debo decir que era mucho más efectivo y exitoso el humor cuantas menos personas eran, quizá debido a su carácter under. Cuantos más los presentes mayor el complot y el desagrado generalizado. Era como un voto útil que hacían que mataban a las minorías.

*







PASTAS
(primer obra) autor: yo y algunos camporitas
estudiantes de primer año.

- Hola, con quien hablo?
- Habla con Moss del Spa Guetis.
- Ah, bueno, no me da 1 kilo?

- Hola, fabrica de pastas, está llarín?
- Si, 1 kilo?

- Hola, le quería hacer una pregunta. Acá tengo el catálogo de su fábrica de pastas, y no logro distinguir el nombre de un cocinero ya que al parecer alguien tachó su nombre. Parece que dice Lee, pero no estoy seguro.
- Ah, este tiene que haber sido Moss. Moss tacho Lee.
- 1 kilo.

En ese momento entra una persona a la fábrica de pastas y Moss, el que atiende, tiene algo que le salta dentro de su bolsillo.
- Señor, que tiene dentro de su bolsillo? (pregunta el cliente que acaba de entrar)
- Un cheli señor.
- Un cheli?
- Si, quiere ver mi cheli?
- Claro, con 1 kilo está bien.

Un campesino llama a la fábrica de pastas.
- Hola que tal, quería hacerle una consulta. Mi chinita fue hasta su local a comprar pasta y..., vio que la tormenta está brava. Quería preguntarle si por casualidad ella ya había llegado.
- Mire señor, todavía no llegó, pero no se preocupe. No le va a pasar nada. Tengo fe en tu chini
- Bueno, dígale que me traiga 1 kilo.

- Hola, habla el coronel Sánchez, de acá del cuartel, tiene fusiles? Quería 1 kilo.

- Hola, ahí es el convento?
- Si, es acá.
- María como está? Le habla Mónica de la fábrica de pastas, quería saber si hoy iban a pedir algo de comer.
- Mire, yo no pensaba porque me traje la vianda, pero espere que le pregunto a Sor Rentino.
Pasan unos segundos.
- Me dice que 1 kilo si es que así viene la porción.

Una mujer bella y de labios carnosos entra a la fábrica de pastas y se dirige al vendedor.
- Óscar, me separé, te amo. Quiero vivir contigo por el resto de mi vida.
- Leticia, no puede ser, llegaste tarde.
- Por? No me digas que te fuiste con otra.
- No, me capé Leti.
- Ufff, entonces 1 kilo por favor.

- Fábrica de pastas en que puedo ayudarlo?
- Que tal, Mónica se encuentra?
- A ver, espere. Moni, tas? (grita el empleado de la fábrica de pastas)
- Si, 1 kilo por favor.

Entra un hombre a la fábrica de pastas.
- Una pregunta, en que sirven las pastas?
- Mire, lo servimos en un bol o en esa bandeja que ve ahí.
- Un pote de 1 kilo entonces.

Juan y su primo Thor van a la fábrica de pastas.
- Hola, que tal, Inés se encuentra? - Dice Juan al que atiende el comercio.
- Si ella acaba de llegar y se está cambiando, que quiere de ella?
- Mire, mi primo recién llegado de Noruega, solo habla inglés. La conoció hace unos años en una discoteca en Oslo y tenía algo que decirle.
En eso aparece Inés en el mostrador a lo que Juan dice:
- Thor, tell Inés what you want.
Thor dice:
- 1 kilo please.

Inés se acuerda de Thor y de la noche que pasaron juntos entonces se tira arriba de él para besarlo. Thor reacciona.
- No, no kiss.
- 1 kilo también?

Entran dos personas de traje a la fábrica de pastas con estuches con instrumentos de cuerdas.
- Hola, buen día, ustedes son músicos? - Pregunta Moss el empleado de la fábrica.
- Buen día, no, no somos músicos, reparamos instrumentos. Yo arreglo guitarras y Ra violones.
- Le envuelvo 1 kilo enseguida.

Un borracho ingresa en la fábrica de pastas y dice:
- Buenas noches (eran las 2 de la tarde), sabe que puedo volar?
- Señor, eso es más difícil que mascar ron.
- Bueno, entonces deme 1 kilo y un litro de vino.

- Hola, correo?
- Si?
- Que tal? Mi nombre ser Lee. Querer quejar porque su empleado cada vez que viene con su bicicleta tira buzón.
- Uuuuuuu, bueno, con 1 kilo arreglo todo.

Entra un cliente a la fábrica de pastas y se queda con cara de intriga escuchando la música del local.
- Perdone, esto es salsa?
- Salsa? Ska ruso señor, como se puede confundir?
- Entonces deme 1 kilo, en pote.

Entra una joven a la fábrica de pastas, la que atiende, Mónica, está con un bebé en brazos.
- Uyyyyyy, que lindo, como se llama?
- Co, un nombre corto que se le ocurrió al padre. Dice que los monosílabos son más fáciles de pronunciar.
- Y habla?
- Si, monosílabos nada más. Mire.
La madre se dirige al niño:
- Co, di tos.
El niño no dice nada pero la joven comenta:
- 1 ki-lo.

-----------------------------------------------------------------------------------------
* Pastaquiz: En la isla nuestro chef se pegó con un coco en la cabeza y se olvidó como se llamaban cada una de las pastas que se encuentran en la siguiente image. Podría usted ayudarlo?

7.4.09

Hay un monstruo en la laguna



**************
**********
******

5.4.09

REMER A































Una remera es una mujer que rema. El remo es uno de los deportes más completos., parece que trabaja casi todos los músculos del cuerpo inclusive el cerebro.
Vos sos una persona que no rema. Puede ser porque tenés la vida medianamente solucionada. O sino sos como esa gente del siglo pasado que no se acostumbró al bombardeo de información de este siglo. Y no hace mucho por ser mejor.











Si ves al costado ves como pasan tipos como bólidos. Y los tipos esos que son bólidos es porque reman.

El diseño lo que hace es tratar de solucionarnos todo. Si no sabés para dónde queda el baño te lo dice, si no lees la letra te la agranda, ese tipo de cosas. Si no sabés otras cosas también. Y todo así.
Si, aunque sea solo una A, esta remera es diseño. Cuando te la pongas lo vas a sentir.

Remera A,
te hace remar.