15.4.09

Pastas

A los veinte años comencé con mi carrera como humorista. Fue una carrera under, para un público muy selecto. A decir verdad no encontré nunca un público constante y la mayoría de mis adeptos eran más que nada tipos indefensos que los agarraba un par de palabras y los hacían vomitar una risa violenta y medio incontrolada. Como mi humor se basa en la reiteración les pegaba en el piso una y otra vez, sin cuidar bien como eran mis golpes. Hasta que se levantaban y me cagaban a trompadas. En este sentido debo decir que era mucho más efectivo y exitoso el humor cuantas menos personas eran, quizá debido a su carácter under. Cuantos más los presentes mayor el complot y el desagrado generalizado. Era como un voto útil que hacían que mataban a las minorías.

*







PASTAS
(primer obra) autor: yo y algunos camporitas
estudiantes de primer año.

- Hola, con quien hablo?
- Habla con Moss del Spa Guetis.
- Ah, bueno, no me da 1 kilo?

- Hola, fabrica de pastas, está llarín?
- Si, 1 kilo?

- Hola, le quería hacer una pregunta. Acá tengo el catálogo de su fábrica de pastas, y no logro distinguir el nombre de un cocinero ya que al parecer alguien tachó su nombre. Parece que dice Lee, pero no estoy seguro.
- Ah, este tiene que haber sido Moss. Moss tacho Lee.
- 1 kilo.

En ese momento entra una persona a la fábrica de pastas y Moss, el que atiende, tiene algo que le salta dentro de su bolsillo.
- Señor, que tiene dentro de su bolsillo? (pregunta el cliente que acaba de entrar)
- Un cheli señor.
- Un cheli?
- Si, quiere ver mi cheli?
- Claro, con 1 kilo está bien.

Un campesino llama a la fábrica de pastas.
- Hola que tal, quería hacerle una consulta. Mi chinita fue hasta su local a comprar pasta y..., vio que la tormenta está brava. Quería preguntarle si por casualidad ella ya había llegado.
- Mire señor, todavía no llegó, pero no se preocupe. No le va a pasar nada. Tengo fe en tu chini
- Bueno, dígale que me traiga 1 kilo.

- Hola, habla el coronel Sánchez, de acá del cuartel, tiene fusiles? Quería 1 kilo.

- Hola, ahí es el convento?
- Si, es acá.
- María como está? Le habla Mónica de la fábrica de pastas, quería saber si hoy iban a pedir algo de comer.
- Mire, yo no pensaba porque me traje la vianda, pero espere que le pregunto a Sor Rentino.
Pasan unos segundos.
- Me dice que 1 kilo si es que así viene la porción.

Una mujer bella y de labios carnosos entra a la fábrica de pastas y se dirige al vendedor.
- Óscar, me separé, te amo. Quiero vivir contigo por el resto de mi vida.
- Leticia, no puede ser, llegaste tarde.
- Por? No me digas que te fuiste con otra.
- No, me capé Leti.
- Ufff, entonces 1 kilo por favor.

- Fábrica de pastas en que puedo ayudarlo?
- Que tal, Mónica se encuentra?
- A ver, espere. Moni, tas? (grita el empleado de la fábrica de pastas)
- Si, 1 kilo por favor.

Entra un hombre a la fábrica de pastas.
- Una pregunta, en que sirven las pastas?
- Mire, lo servimos en un bol o en esa bandeja que ve ahí.
- Un pote de 1 kilo entonces.

Juan y su primo Thor van a la fábrica de pastas.
- Hola, que tal, Inés se encuentra? - Dice Juan al que atiende el comercio.
- Si ella acaba de llegar y se está cambiando, que quiere de ella?
- Mire, mi primo recién llegado de Noruega, solo habla inglés. La conoció hace unos años en una discoteca en Oslo y tenía algo que decirle.
En eso aparece Inés en el mostrador a lo que Juan dice:
- Thor, tell Inés what you want.
Thor dice:
- 1 kilo please.

Inés se acuerda de Thor y de la noche que pasaron juntos entonces se tira arriba de él para besarlo. Thor reacciona.
- No, no kiss.
- 1 kilo también?

Entran dos personas de traje a la fábrica de pastas con estuches con instrumentos de cuerdas.
- Hola, buen día, ustedes son músicos? - Pregunta Moss el empleado de la fábrica.
- Buen día, no, no somos músicos, reparamos instrumentos. Yo arreglo guitarras y Ra violones.
- Le envuelvo 1 kilo enseguida.

Un borracho ingresa en la fábrica de pastas y dice:
- Buenas noches (eran las 2 de la tarde), sabe que puedo volar?
- Señor, eso es más difícil que mascar ron.
- Bueno, entonces deme 1 kilo y un litro de vino.

- Hola, correo?
- Si?
- Que tal? Mi nombre ser Lee. Querer quejar porque su empleado cada vez que viene con su bicicleta tira buzón.
- Uuuuuuu, bueno, con 1 kilo arreglo todo.

Entra un cliente a la fábrica de pastas y se queda con cara de intriga escuchando la música del local.
- Perdone, esto es salsa?
- Salsa? Ska ruso señor, como se puede confundir?
- Entonces deme 1 kilo, en pote.

Entra una joven a la fábrica de pastas, la que atiende, Mónica, está con un bebé en brazos.
- Uyyyyyy, que lindo, como se llama?
- Co, un nombre corto que se le ocurrió al padre. Dice que los monosílabos son más fáciles de pronunciar.
- Y habla?
- Si, monosílabos nada más. Mire.
La madre se dirige al niño:
- Co, di tos.
El niño no dice nada pero la joven comenta:
- 1 ki-lo.

-----------------------------------------------------------------------------------------
* Pastaquiz: En la isla nuestro chef se pegó con un coco en la cabeza y se olvidó como se llamaban cada una de las pastas que se encuentran en la siguiente image. Podría usted ayudarlo?

2 comentarios:

allobec dijo...

brillante

ana dijo...

excelente!