15.7.07

t i e m p o.. ... ..



Es incríble lo rápido que me aburro de las cosas, creo que se debe al tiempo. .. .. . .

Todo empezó hace cinco meses, recuerdo estar en la orilla del atolón, lo que no recuerdo es porque. A lo lejos, en la torre
de control se veía movimiento, pensé que tal vez era Niño, hace 3 días que no tengo noticia de él, pero resultó ser Zelmar, noté que subía basura. Antes de dormirme meditaba, Peluca me comentó que iba a hablar con Búho, probablemente pediría consejo, se sabe acá en la isla que es el más sabio del lugar. Esto me impulsó a pensar, y pensé, pensé, me dormí, soñé, lo último que tenía en mente era que pensaba, pensaba en mi capacidad de asimilar todo lo nuevo que me rodea, una vez alguien me dijo que ese era mi don, le creí. Oportunidades varias me genera este don, pero ellas mueren en mi debilidad, no se como aplicar lo que asimilo o al menos es lo que me dije a mi mismo, me creí. Esa es mi mayor amenaza.

Con esto en mente me dormí, no me gusta dormir, aunque hago muchas cosas que no me gustan, como escribir este artículo. Soy diseñador. Se que es bueno escribir, aunque hay muchas cosas que se que son buenas y no las hago de todas formas. Probablemente tenga resentimiento hacia las letras, es verdad. Mi perfil siempre fue el opuesto, los números, lo racional, lo lógico. En diseño todo esto convive con una parte que no sabía que existía, al menos en mí. Una parte ligada a lo irracional, al inconsciente, a todo eso que no tengo control y que muchas veces siento el impulso de controlar, no lo puedo evitar. Tal vez no sea lo mejor, en realidad se que no es lo mejor. Mis mejores resultados surgen cuando dejo que esa parte escondida en mi fluya, que se apodere de lo racional, de las reglas, de lo estipulado, en fin, si no se rompieran las reglas, los buenos diseñadores no existirían. Y yo soy diseñador, ¿bueno?, no lo se.

Recuerdo del sueño una caja negra y una caja transparente, no sabía cual elegir. En mí siempre hay conflicto. Pero es bueno, es lo que me hace crear. Y la creación, en mi caso, se da mediante la conjunción de disciplinas, técnicas, que se enfrentan para dar lugar a algo nuevo, algo único en cierta forma. Aunque seamos realistas, no siempre es así. Muchas veces siento que hay quienes me limitan, que quieren conformarse con más de lo mismo, lo peor es que muchas veces los escucho, me limito a mi mismo, mediocre.

Soñé muchas cosas esa noche, soñé con Kafka, no se porque, no importa, es sólo un sueño. Debería darle mas importancia en realidad, en mis sueños encuentro muchas veces respuestas, respuestas a un problema, a un diseño, que en ese momento extraño que es el dormir todo parece tener sentido y encajar perfectamente. Cuando despierto no es tan así.

Soñé siete sueños, en uno soñé con música, a muchos le molestaba, a mi me parecía una melodía hermosa. En otro me transformaba, evolucionaba, y no me importaba ser perfecto, es más lo era a mi manera. Recuerdo una palabra que se repetía varias veces a lo largo del sueño, Ahuizotle. Soñé que buscaba la palabra en el diccionario, lo mas extraño fue encontrarla, ¿como podía saber el significado de una palabra que nunca antes había escuchado?

En el sueño había conocimiento por doquier, como que la destrucción no existe, la creación no existe, al menos como las conocemos, no es más que transformación, evolución. Soñé con imágenes muy claras, eran cuatro, o tal vez tres. Una de ellas destruida por el fuego. Soñé con letras, que cambiaban. Seguí soñando, vi algo nuevo y algo conocido. Lejos pude apreciar latas, una rama y caos…. Me di cuenta que todas estas imágenes se complementaban, eran un todo, no se si el mejor todo, no se si el adecuado, pero lo era, era un todo, y en él encontré seguridad, encontré una respuesta, mejor dicho 4 respuestas, a mis inquietudes, que son varias.

Luego desperté, sentí que tenía que justificar todo, pero no lo hice. Me levante, despacio, camine, camine hacia la orilla. No pude volver, mire mi reflejo, no era más el mismo, un pie en la arena y otro en el agua. Criatura de la creación, no pertenecía ni a un mundo ni a otro, era un híbrido, un híbrido que de ahora en más rondaría las costas del atolón. Dependo de otros, que me brinden información de lo que pasa en un mundo y en otro.

En un principio quería llegar a una definición de diseño, conté esta historia sin saber porque, dejé que lo irracional se apodere de mi por un rato. Como dije no hay una definición, no hay sólo una, hay tantas definiciones como diseñadores, y no creo que alguno se equivoque.




5 comentarios:

incuGuS dijo...

Tiene pinta. Es muy largo. Arranque a leerlo 3 veces, pero estoy laburando y no me dejan (son los clientes, son como hormigas, vienen uno detras del otro).Debe estar bueno o quien lo escribio muy aburrido, pork para disertar sobre el tiempo tanto tiempo sobre un teclado se necesita temple.
Creo que por eso nadie comento. Es largo. Debe estar bueno. Hasta que lo lea no comento mas

Iker Casillas dijo...

pues leelo, tío! porque está de puta madre

valentina* dijo...

Después de leer el irracional aunque no tan extraviado discurso, recaí en la última frase,
tan cierta, si las hay!
Saludos Andy! Que no decaiga!
Lo irracional también suele ser productivo, vithe.

Val

Bloodymara dijo...

Mmm... siempre me inspirais.
Una caja negra y una caja transparente, jejeje, de pequeña hubiera elegido la negra porque lo mismo tiene algo dentro, hay que joderse que con el paso del tiempo una parte de mi tiraria mas por la transparente contra la desilusion, que por lo menos ya se lo que guarda... y por otra parte:
No se si lo irracional que regalas despierta la misma razon que me guardo, pero creo que esas dos cajitas mejor me las quedo y guardo en la negra lo que no quiero que nadie me vea y en la transparente el transcurrir normal del tiempo. Como ese hibrido, escondo un pie en la arena y otro en el agua y una mano lava la otra.
La putada es que como en las colisiones aereas, esa puta caja negra puede ver la luz un dia y dejarme abierta. :P

Anónimo dijo...

ahhhhhhhhhhh
me aburro al tiempo de todo no se el porque.